Johnny Winter, la leyenda del blues, fallece a los 70 años

Johnny Winter, la leyenda del blues, fallece a los 70 años


El guitarrista estadounidense Johnny Winter, leyenda del blues, ha fallecido en Zúrich, donde residía, a los 70 años, según ha informado su página oficial de Facebook.

El guitarrista albino murió antes de ayer  miércoles en su habitación de hotel en la ciudad suiza, según el post publicado en Facebook, que añade que “su mujer, familia y compañeros de banda están entristecidos por la pérdida de su ser querido y uno de los mejores guitarristas del mundo” y emplaza a un próximo comunicado más amplio.

Nacido en Beamont (Texas) en 1944, John Dawson ‘Johnny’ Winter fue una estrella del blues eléctrico que saltó a la fama a finales de los años 60 y que actuó en el mítico festival de Woodstock.

Cantante, guitarrista y productor, Winter era conocido y respetado por haber sabido combinar el “rock-blues” británico con el “rock-blues” de Estados Unidos.

Indispensable del blues

Logró ser uno de “los indispensables” del “blues” en los años setenta y ochenta, junto a otros “grandes” como Muddy Waters o John Lee Hooker, con los que colaboró en repetidas ocasiones.

Winter fue nominado siete veces a los premios Grammy, pero nunca lo logró en solitario, aunque sí consiguió tres galardones como productor de Waters.

No obstante, la revista Rolling Stones lo sitúa en la posición 63 entre los mejores guitarristas de todos los tiempos.

En una de sus últimas entrevistas concedidas al sitio web JournalStar.com el mes pasado, Winter dijo: “A los 12 años ya sabía que quería ser músico. El ‘blues’ es pura emoción y sentimiento; si no tienes eso, nunca serás bueno”.

Su profundo conocimiento de la música tradicional le hizo ganarse el respeto de los musicólogos, pero su particular manera de tocar la guitarra eléctrica le consiguió un lugar en el podio, que ha mantenido hasta el final.

Publicó una veintena de discos y, tras Raíces, de 2011, estaba previsto que el próximo septiembre lanzara un disco de estudio, Step Back, en el que ha contado con invitados de la talla de Eric Clapton, Ben Harper, Billy Gibbons, Joe Perry, Dr. John, Leslie West, Brian Setzer y Joe Bonnamassa. Ahora se convertirá en su álbum póstumo.

 

Imagen de mayo de 2005 de Johhny Ramone.EFE

Imagen de mayo de 2005 de Tommy Ramone.EFE

Tommy Ramone

El que fuera el bateria de la formación original de la banda The Ramones nos abandonaba también este mes de julio.El fallecimiento fue confirmado por Dave Frey, director de Ramones Productions, la compañía que controla los derechos de autor de la banda.

Tommy Ramone Ramone, enfermo de cáncer, es el último de los miembros originales del grupo en morir. Tenía 62 años.Nacido en Budapest (Hungría) en 1952 con el nombre de Tama Erdelyi, fue confundador de la banda y su batería entre 1974 y 1978.

De manager a batería

En realidad, Tommy Ramone comenzó como manager del grupo pero tuvo que agarrar las baquetas porque nadie quería hacerlo. Suyos fueron los ritmos de los tres primeros discos de la banda, los mejores para algunos seguidores: Ramones (1976), Leave Home y Rocket to Russia, además del primer directo, It’s Alive, todos ellos de 1977.

Considerado el componente más “normal” de la banda neoyorkina, Tommy fue el autor de dos de sus mayores éxitos, “I Wanna be Your Boyfriend” y “Blitzkrieg Bop”, además de productor de varios de sus discos.

Su relación con John Cummings (Johnny Ramone,) se remonta a su juventud cuando ambos formaron parte de la banda de garaje Tangerine Puppets.

Tras abandonar Los Ramones siguió ejerciendo de productor en álbumes como Tim (1985), del grupo de rock alternativo The Replacements, o Neurótica (1987), de Redd Kross.

El último proyecto en el que participó fue como intérprete de bluegrass, junto a Claudia Tenam, con quien solía actuar por el circuito de bares de Nueva York y Connecticut.

Punto final a una historia maldita

Aunque le sobrevive Marky Ramone, que le sustituyó como batería y que ha estado de gira por España en un par de ocasiones en los últimos años sacando partido del legado ramoniano, la muerte de Tommy Ramone pone punto final a la casi maldita historia de los Ramones originales.

Joey Ramone falleció de un linfoma en 2001, con sólo 49 años. Dee Dee, el bajista, le siguió unos meses después, lo suyo fue una sobredosis. Y Johnny murió también de cáncer en 2004, con 55 años.

Los Ramones, con su eterna imagen de cazadoras de cuero, vaqueros raídos y zapatillas deportivas, fueron parte decisiva de la primera ola punk neoyorquina que, junto a otras bandas como Television, Blondie o Patti Smith convirtieron la sala CGBG en un templo de modernidad, pero lo cierto es que su influencia posterior ha sido mucho mayor que el éxito que alcanzaron en su momento.

No sólo inspiraron el punk inglés de los ochenta, también bandas estadounidense de los noventa como Offspring o Greenday tienen una gran deuda con ellos y con sus canciones cortas, de apenas dos minutos, que reducen el rock and roll a su mínima y más potente esencia.

La banda se disolvió en 1996 tras el tour “Lollapalooza”, pero el legado que dejaron con canciones como “I Wanna Be Sedated”, “Judy Is a Punk Rocker” o “Beat the Brat” les convirtió en uno de los más míticos nombres del punk.

Fuente: RTVE
Anuncios

Un pensamiento en “Johnny Winter, la leyenda del blues, fallece a los 70 años

  1. Pingback: GRT homenajea a todos los que nos han dejado este verano | GOOD ROCKING TONIGHT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s